sign in

Dominicans Of The World: Angurria

De República Dominicana para el mundo

Muy pocas personas lo conocen por Nestor Omar García. Resulta que Evaristo Angurria es un talentoso dominicano muy destacado en el diseño gráfico y con el paso de los años ha ido desarrollándose en otras facetas resaltando de manera especial el lettering y el arte urbano. En su arte se destacan realidades y situaciones del diario vivir del dominicano y no se puede dejar de mencionar que es un Liceista empedernido.

T: ¿Por qué el apodo de Angurria? ¿De dónde nace? 

A: Este sobrenombre nace en la universidad, en un viaje de Fotografia II a Monte Cisti. Corría el año 1997, después de 6 horas de camino, llegamos al Hotel Chic (ese era el nombre de verdad) y lo primero que vimos es que estaba en venta. En ese momento nos dimos cuenta que nuestro futuro era sombrío en ese hotel. A la hora de la cena, con toda el hambre acumulada, nos dirigimos al comedor con la pretensión de dar “Un ejemplo”. Pero nuestras intenciones fueron frustradas al percatarnos de que había un encargado que te servia el plato y no se valía “segunda vuelta”, que teníamos que esperar que toda la gente del hotel comiera y si quedaba algo podías repetir. Ante semejante situación, yo y un grupo de compañeros nos dirigimos al lugar de expendio de comida mas cercano (el colmado de en frente), donde procedimos a requintar con “Media Hora” (es la cantidad de panes que te puedes comer en un intervalo de 30 minutos) de “Re’baloso” (Pan, salami y mantequilla) acompañado de un nutritivo Fanta de Uva. De esa “Media Hora” yo solo me comí como 25 minutos. En ese monumento Venturita me encaquetó ese nombre. Ahí nace “Angurria”.

T: ¿De dónde nace tu pasión por el lettering? ¿Qué te llamó la atención? 

A: Desde que tengo uso de memoria me ha gustado dibujar, es algo que siempre he hecho. Por otro lado, trabajando diseño gráfico en todo este tiempo a algo que le he puesto mucha atención es a la tipografía. Podia tardar horas buscando una tipografía. Y si nos vamos a la definición de Lettering, que es el arte de dibujar letras, es la combinación perfecta de dos cosas que me gustan mucho y disfruto haciéndolo. Pero no fue hasta hace como 3 años que de verdad lo tomé en serio.

T: Hace un tiempo que te iniciaste en la creación de murales y desde mediados de los 90’s, el arte callejero o Graffiti, se utilizaba como una expresión de protesta. Hoy en día ¿cuál piensas que es su finalidad? Y ¿cuál es tu finalidad con la misma?

A: Bueno, primero que todo, no soy graffitero. Entiendo que para serlo debes de tener una trayectoria haciendo graffiti, la cual no tengo. Conozco muchos panas que tienen  años haciendo graffiti y sería muy osado de mi parte querer igualarme sin antes haber transitado y haber hecho todos lo que ellos hicieron. Sin embargo, por medio de Poteleche, que en ese momento trabajábamos juntos me inició en lo de los murales y me introdujo al grupo, donde conocí a gente super talentosa que ya tenia años rayando paredes. Gabz, Sebas, Atahuallpa, Shak, Bad, Jesse, fueron de los primeros que conocí en ese gremio. Con ellos aprendí la técnica de trabajar con latas y en grandes formatos.

Por otra parte, el graffiti, al igual que cualquier todo movimiento artístico es un medio de expresión. No importa si es como protesta, un tag o un mural de tres pisos. Cada uno deja expresado algo de él en esa pared. Lo que era vandalismo a finales de los 70's y todo los 80’s, pasó de las calles a las galerías de arte en los 90’s. Ya no era solo graffiti, era arte urbano o callejero, pero en definitiva ya era considerado arte. Y con el tiempo pasó de ser vandalismo a embellecer espacios abiertos.

T: ¿Cómo ves la evolución del arte urbano dominicano? 

A: Como dije en la pregunta anterior, no tengo tanto tiempo pintando en las calles para atreverme a hablar sobre una evolución en ámbito artístico en R.D. Ahora bien, en mi humilde opinión y por lo que he podido constatar en los últimos años los temas sobre el graffiti han evolucionado. No solo se habla del Getto, no solo se marca un espacio, también se embellece, se tocan temas de la dominicanidad, temas cotidianos, imágenes que nos representan y con códigos locales con un nivel de terminación que no tienen que envidiar a ningún otro lugar. Por otro lado, las personas ya lo ven con otros ojos, están mas abiertas a ese tipo de expresión e instituciones y empresas de una imagen tal vez más conservadoras, han vuelto la vista al arte urbano.

T: Uno de los objetivos del arte urbano es tomar por sorpresa a sus espectadores, pero estamos viendo una capital más llena de color en sus murales, ¿a qué crees que se debe este cambio y aceptación?

A: El propósito ha cambiado. Por lo menos es dejar un lugar más bonito de lo que anteriormente estaba, ese es nuestro propósito. Y creo que a nadie le va a molestar el hecho de que si hay un muro o pared que esté fea se la pongan bonita. Por lo general la gente siempre reacciona bien y eso es de lo más gratificante.

T: En una entrevista al escritor español Arturo Pérez-Reverte por el portal ABC, este dice que “el graffitero tiene derecho a llamarse escritor”. ¿Te considerarías uno? ¿Cuál es tu mensaje? 

A: Si el escritor es alguien que por medio de la palabra transmite ideas, el graffitero transmite las suyas. No soy graffitero, pero si trasmito mis ideas. Y mis temas van relacionados por lo general a lo que nos hace un ente particular entre tanta diversidad de razas y culturas. No la dominicanidad, de la bandera y Duarte, si no a lo que mi entender nos hace ser dominicanos. Como hablamos, lo que decimos, cómo lo decimos.

T: De todo el proceso creativo –desde el origen de la idea hasta ver el resultado final- ¿cuál etapa disfrutas más? Y ¿Por qué?

A: Lo que más disfruto es el proceso de realización. Es hacer el esquema mental de cómo y con qué le vas a entrar a esa pieza, ya sea en la computadora, un lienzo, una pared o un papel. Cuál es tu plan y cómo en el mismo proceso lo que planeaste no funciona y cómo en el mismo proceso debes re-ubicarte. No hay mejor destino en el cual disfrutas el camino.

VER MÁS +